Información para el medico

Ingredientes: aceite de coco, aceite esencial de clavo, aceite esencial de sándalo australiano, vitamina E (acetato de tocoferol).

A pesar de los avances significativos en medicina, las estrategias terapéuticas tradicionales utilizadas para tratar enfermedades bacterianas o virales a menudo son insatisfactorias y se asocian con muchos efectos secundarios.
Por lo tanto, actualmente se observa un renovado interés en las sustancias de origen vegetal como terapias potenciales y prometedoras en la prevención y el tratamiento de muchas enfermedades, incluidas las enfermedades infecciosas. Los terpenos y sus derivados son un gran grupo de compuestos orgánicos naturales incluidos en los aceites esenciales, y que prevalecen en el reino vegetal. Numerosos estudios confirman que los aceites esenciales y sus componentes terpénicos exhiben una amplia gama de actividades biológicas y farmacológicas in vitro. Han demostrado su actividad antibacteriana, antiviral, antifúngica y antiparasitaria. Además, tienen actividad antiinflamatoria y estimulan el sistema inmune. La amplia gama de propiedades biológicas de los aceites esenciales significa que pueden constituir un nuevo grupo de sustancias terapéuticas.

Información científica sobre los componentes del producto médico Mollusan® Med.

El aceite esencial de clavo contiene eugenol, isoeugenol e hidrocarburos isoméricos de sesquiterpeno.
El aceite de clavo tiene muchos beneficios para la salud, incluidos los antibacterianos, antifúngicos, antivirales, antioxidantes y antiinflamatorios [1] [2]
Se cree que el mecanismo de acción antimicrobiana del aceite esencial comienza con la destrucción de la pared celular y la membrana (mediante una modificación de su estructura bioquímica), lo que daña los orgánulos intracelulares y muerte celular El aceite esencial también penetra en la membrana citoplasmática, inhibiendo la síntesis natural de ADN y proteínas de crecimiento celular [3]. También se cree que el eugenol afecta el transporte de iones moléculas de ATP, la formación de especies reactivas de oxígeno intracelular y la acción de ciertas enzimas bacterianas, y también aumenta la permeabilidad no específica de la membrana celular. [4]
El aceite de clavo tiene propiedades antibacterianas contra las bacterias Gram positivas y Gram negativas. Tiene actividad antibacteriana contra Streptococcus mutans [5], inhibe el crecimiento de Staphylococcus aureus, Bacillus subtilis, Pseudomonas aeruginosa y Escherichia coli. [6]

El aceite de clavo tiene un efecto antifúngico contra Candida albicans [7, 8], así como sus propiedades antioxidantes. [10]

Aplicado por vía tópica, ha demostrado su eficacia en el tratamiento del prurito crónico [17]

Aceite de sándalo australiano (Santalum Spicatum)

Las fuentes científicas se refieren al uso tópico del aceite de sándalo en diversas afecciones de la piel. El aceite se utiliza, entre otras cosas, en la terapia o el apoyo del tratamiento del molusco contagioso, la dermatitis atópica, el acné o las verrugas comunes [18, 19, 20, 21]. Estas indicaciones se basan principalmente en su actividad antiinflamatoria y antioxidante (inhibición de 5-lipoxigenasa, citocinas proinflamatorias, ciclooxigenasa y producción de especies reactivas de oxígeno), así como en la actividad contra bacterias y hongos. . El alfa-sandalol, uno de los principales ingredientes del aceite de sándalo, también tiene efectos antiinflamatorios debido a la modulación de las vías de señalización en enfermedades individuales [22].

La actividad antimicrobiana de los aceites esenciales ha sido probada contra bacterias Gram-positivas, Gram-negativas, levaduras y cepas corinebacterianas, así como contra la alta actividad antibacteriana contra Staphylococcus aureus Gram-positivas [23]. Según datos de la Australian Sandalwood Oil Company, Hammer et al. ha demostrado una fuerte acción del aceite de sándalo en hongos del tipo de levadura Candida, mientras que Beylier ha demostrado que el aceite es efectivo para destruir Staphylococcus aureus [24].
Las propiedades del aceite de sándalo han dado lugar a la aparición de solicitudes de patente en relación con el uso de este material (también en algunas formulaciones) en la prevención y el tratamiento de diversas enfermedades de la piel, incluido el molusco contagioso, verrugas, psoriasis, acné, eczema [25, 26, 27].

Aceite de coco

El aceite de coco es un aceite vegetal obtenido presionando la pulpa de coco (Cocos nucifera). El aceite de coco está compuesto de ácidos grasos: láurico (49%), mirístico (18%), palmítico, caprílico, oleico y otros [30].

Los artículos científicos destacan el efecto antimicrobiano del aceite de coco. Ogbolu y otros. estudió la actividad del aceite de coco contra aislados de especies de Candida. El aceite de coco ha demostrado una fuerte actividad antifúngica. Candida albicans fue particularmente sensible a su acción. Estos resultados indican que el aceite de coco tiene actividad antifúngica y puede usarse en la terapia de enfermedades causadas por Candida, resistentes a los tratamientos estándar [32]. Muchas fuentes científicas describen el uso del aceite de coco para enjuagar la cavidad oral. El mecanismo exacto del efecto antibacteriano del aceite de coco sigue sin estar claro, pero se ha planteado la hipótesis de que el ácido monolaúrico y otros ácidos grasos de cadena media tienen la capacidad de alterar la estructura de La pared celular bacteriana, penetra y destruye las membranas celulares, inhibe las enzimas involucradas en la producción de energía y la transferencia de nutrientes, lo que resulta en la muerte de las células bacterianas [33]. También hay informes sobre la efectividad del aceite de coco para reducir el prurito crónico causado por diversos factores [34] y sus propiedades antiinflamatorias y protectoras de los rayos UV [30].

La eficacia del aceite de coco en el tratamiento de la dermatitis atópica, la hiperqueratosis de la piel y como un emoliente en bebés prematuros se ha demostrado en ensayos clínicos.

Vitamina E

La vitamina E tiene un efecto regenerador y antiinflamatorio.

A continuación se dan ejemplos de ensayos clínicos que demuestran la eficacia del aceite de sándalo (un componente del dispositivo médico Mollusan MED) en el tratamiento del molusco contagioso.

Haque M, Coury DL J Dermatolog Treat. 2018 Aug;29(5):531-533. doi: 10.1080/09546634.2017.1402115. Epub 2017 Nov 22.

Tratamiento del molusco contagioso con un producto de aceite de sándalo de las Indias Orientales.

Estudio de la seguridad y efectividad del jabón hecho de aceite de sándalo indio en el tratamiento local del molusco contagioso. El grupo de estudio consistió en pacientes de 22 meses a 29 años que usaron la preparación para lesiones cutáneas dos veces al día. Los pacientes fueron monitoreados por períodos de 2 a 3 semanas, donde se verificaron tanto la aparición de efectos secundarios como el efecto de la preparación en la piel afectada. En el 90% de los participantes del estudio, los síntomas asociados con la infección por molusco desaparecieron dentro de las 12 semanas de tratamiento. Esta respuesta fue independiente del número y tamaño de las lesiones cutáneas, la longitud de las lesiones, la edad y el sexo de los pacientes. No se han reportado efectos secundarios.

Bibliografía:

[1]

A. Kędzia, A. Kusiak, B. Kochańska, A. Kędzia, M. Półjanowska, A. Gębska i M. Ziółkowska-Klinkosz, „Ocena działania przeciwbakteryjnego olejku goździkowego ( Oleum Caryophylli),” Borgis – Postępy Fitoterapii, pp. 2:66-70, 2007.

[2]

A. Kędzia, M. Ziółkowska-Klinkosz, Ł. Lassmann, B. Kochańska, A. Kusiak, A. Gębska i A. Wojtaszek-Słomińska, „Przeciwgrzybicze działanie olejku goździkowego,” Borgis – Postępy Fitoterapii , pp. 1:15-18, 2014.

[3]

J. Xu, T. Liu, Q. Hu i X. Cao, „Chemical Composition, Antibacterial Properties and Mechanism of Action of Essential Oil from Clove Buds against Staphylococcus aureus.,” Molecules. , p. 8;21(9), Sep 2016.

[4]

A. Marchese, R. Barbieri, E. Coppo, I. Orhan, M. Daglia, S. Nabavi, M. Izadi, M. Abdollahi, S. Nabavi i M. Ajami, „Antimicrobial activity of eugenol and essential oils containing eugenol: A mechanistic viewpoint.,” Crit Rev Microbiol., pp. 43(6):668-689, Nov 2017.

[5]

L. Chaudhari, B. Jawale, S. Sharma, H. Sharma, C. Kumar i P. Kulkarni, „Antimicrobial activity of commercially available essential oils against Streptococcus mutans.,” J Contemp Dent Pract. , pp. 1;13(1):71-4, Jan 2012.

[6]

D. Saikumari, S. Shiva Rani i N. Saxena, „Antibacterial Activity of Syzigium aromaticum L. (Clove).,” Int.J.Curr.Microbiol.App.Sci, pp. 5(11): xx-xx, 2016.

[7]

A. Budzyńska, B. Sadowska i M. Więckowska-Szakiel, „Enzymatic profile, adhesive and invasive properties of Candida albicans under the influence of selected plant essential oils.,” Acta Biochimica Polonica, pp. 61(1); 115-121, 2014.

[8]

E. Pinto, L. Vale-Silva, C. Cavaleiro i L. Salgueiro, „Antifungal activity of the clove essential oil from Syzygium aromaticum on Candida, Aspergillus and dermatophyte species.,” J Med Microbiol. , pp. 58:1454-62, Nov 2009.

[9]

X. Han i T. Parker, „Anti-inflammatory activity of clove (Eugenia caryophyllata) essential oil in human dermal fibroblasts.,” Pharmaceutical Biology, p. 55(1):1619–1622, 2017.

[10]

M. Ramadan, M. Asker i M. Tadros, „Lipid profile, antiradical power and antimicrobial properties of Syzygium aromaticum oil,” Grasas y Aceites, pp. 64(5):509-520, 2013.

[11]

G. Z. Rudzki E, „Dermatitis from propolis.,” Contact Dermatitis., pp. 9(1):40-5, Jan 1983.

[12]

A. Prashar, I. Locke i C. Evans, „Cytotoxicity of clove (Syzygium aromaticum) oil and its major components to human skin cells.,” Cell Prolif. , pp. 39(4):241-8, Aug 2006.

[13]

Q. Jiang, Y. Wu, H. Zhang, P. Liu, J. Yao, P. Yao, J. Chen i J. Duan, „Development of essential oils as skin permeation enhancers: penetration enhancement effect and mechanism of action,” Pharm Biol. , pp. 55(1):1592-1600, Dec 2017.

[14]

A. Nawaz, Z. Sheikh, M. Feroz, K. Alam, H. Nazar i K. Usmanghani, „Clinical efficacy of polyherbal formulation Eezpain spray for muscular pain relief.,” Pak J Pharm Sci. , pp. 28(1):43-7, Jan 2015.

[15]

H. Elwakeel, H. Moneim, M. Farid i A. Gohar, „Clove oil cream: a new effective treatment for chronic anal fissure.,” Colorectal Dis. , pp. 9(6):549-52, Jul 2007.

[16]

A. Alqareer, A. Alyahya i L. Andersson, „The effect of clove and benzocaine versus placebo as topical anesthetics.,” J Dent. , pp. 34(10):747-50, Nov 2006.

[17]

I. Ibrahim, M. Elsaie, A. Almohsen i M. Mohey-Eddin, „Effectiveness of topical clove oil on symptomatic treatment of chronic pruritus.,” J Cosmet Dermatol. , pp. 16(4):508-511, Dec 2017.

[18]

K. Shi i P. Lio, „Alternative Treatments for Atopic Dermatitis: An Update.,” Am J Clin Dermatol. 2018 , Dec 2018.

[19]

W. Winkelman, „Aromatherapy, botanicals, and essential oils in acne.,” Clin Dermatol., pp. 299-305, May-Jun 2018.

[20]

M. Haque i D. Coury, „Treatment of molluscum contagiosum with an East Indian sandalwood oil product.,” J Dermatolog Treat., pp. 29(5):531-533, Aug 2018.

[21]

M. Haque i D. Coury, „Topical Sandalwood Oil for Common Warts.,” Clin Pediatr (Phila), pp. 57(1):93-95, Jan 2018.

[22]

A. Bommareddy, S. Brozena, J. Steigerwalt, T. Landis, S. Hughes, E. Mabry, A. Knopp, A. VanWert i C. Dwivedi, „Medicinal properties of alpha-santalol, a naturally occurring constituent of sandalwood oil: review.,” Nat Prod Res. , pp. 13:1-17, Nov 2017.

[23]

J. Morris, A. Khettry i E. Seitz, „Antimicrobial activity of aroma chemicals and essential oils.,” J. Am. Oil Chem. Soc. , pp. 56, 595, 1979.

[24]

E. Hołderna-Kędzia, B. Kędzia i H. Ostrowski-Meissner, „Australijskie olejki eteryczne o działaniu przeciwbakteryjnym i przeciwgrzybiczym,” Borgis – Postępy Fitoterapii , pp. 4:188-194., 2006.

[25]

M. Haque i A. Haque, „Compositions for the prevention and treatment of warts, skin blemishes and other viral-induced tumors.”.US Patent. 1999;5(945):116..

[26]

M. Haque i A. Haque, „Use of alpha- and beta-santalols, major constituents of sandalwood oil, in the treatment of warts, skin blemishes and other viral-induced tumors”.US Patent. 2002;6(406):706..

[27]

Stabilized cream formulations comprising sandalwood oil”.US Patent, 2016.

[28]

P. Palatty, A. Azmidah, S. Rao, D. Jayachander, K. Thilakchand, M. Rai i R. Haniadka, „Topical application of a sandal wood oil and turmeric based cream prevents radiodermatitis in head and neck cancer patients undergoing external beam radiotherapy: a pilot study.,” Br J Radiol. , p. 87(1038):20130490, Jun 2014.

[29]

R. Moy, C. Levenson, J. So i J. Rock, „Single-center, open-label study of a proprietary topical 0.5% salicylic acid-based treatment regimen containing sandalwood oil in adolescents and adults with mild to moderate acne.,” J Drugs Dermatol. , pp. 11(12):1403-8, Dec 2012.

[30]

T. Lin, L. Zhong i J. Santiago, „Anti-Inflammatory and Skin Barrier Repair Effects of Topical Application of Some Plant Oils,” Int. J. Mol. Sci. , pp. 19, 70, 2018.

[31]

Final Report of the Cosmetic Ingredient Review Expert Panel: Cocos Nucifera (Coconut) Oil.,” Sep 2008.

[32]

D. Ogbolu, A. Oni, O. Daini i A. Oloko, „In vitro antimicrobial properties of coconut oil on Candida species in Ibadan, Nigeria.,” J Med Food., pp. 10(2):384-7, Jun 2007.

[33]

J. Nagilla, „Comparative Evaluation of Antiplaque Efficacy of Coconut Oil Pulling and a Placebo, Among Dental College Students: A Randomized Controlled Trial,” Journal of Clinical and Diagnostic Research , pp. 11(9):ZC08-ZC011, Sep 2017.

[34]

E. Melastuti i D. Setyaningrum, „Effectiveness of providing virgin coconut oil (VCO) towards pruritus reduction: study on patients with chronic kidney diseases undergoing hemodialysis”.

[35]

S. Nangia, V. Paul, A. Deorari, V. Sreenivas, R. Agarwal i D. Chawla, „Topical Oil Application and Trans-Epidermal Water Loss in Preterm Very Low Birth Weight Infants-A Randomized Trial.,” J Trop Pediatr. , pp. 61(6):414-20, Dec 2015.

[36]

R. Salam, G. Darmstadt i Z. Bhutta, „Effect of emollient therapy on clinical outcomes in preterm neonates in Pakistan: a randomised controlled trial.,” Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. , pp. 100(3):F210-5, May 2015.

[37]

A. Agero i V. Verallo-Rowell, „A randomized double-blind controlled trial comparing extra virgin coconut oil with mineral oil as a moisturizer for mild to moderate xerosis.,” Dermatitis. , pp. 15(3):109-16, Sep 2004.

[38]

M. Evangelista, F. Abad-Casintahan i L. Lopez-Villafuerte, „The effect of topical virgin coconut oil on SCORAD index, transepidermal water loss, and skin capacitance in mild to moderate pediatric atopic dermatitis: a randomized, double-blind, clinical trial.,” Int J Dermatol. , pp. 53(1):100-8, Jan 2014.

[39]

V. Verallo-Rowell, K. Dillague i B. Syah-Tjundawan, „Novel antibacterial and emollient effects of coconut and virgin olive oils in adult atopic dermatitis.,” Dermatitis. , pp. 19(6):308-15, Nov-Dec 2008.

 

logo-white

Contacto

Mollusan Europe sp. z o.o.sp.k.

ul. Katowicka 45/38, 61-131 Poznań,

NIP: 7822866031,

REGON: 383866257.

KRS: 0000794719

@: office@mollusan.com
T: +48 508 929 049